Noticias
 
España debuta en el Europeo Femenino con la derrota más dulce de su historia ante Países Bajos
Publicado por FEDDF | 30/06/2019

- Pierde por 59-36 con Alonso sin jugar en la mayor anotación española de siempre y la segunda más baja de las neerlandesas

[foto: Ilse Schaffers]

La selección española se estrenó este domingo con una dulce derrota contra Países Bajos (59-36) en el Europeo Femenino de Baloncesto en Silla de Ruedas, puesto que la máxima favorita para la medalla de oro no arrolló a España como suele acostumbrar y venció por la diferencia de puntos más corta de la historia.

El partido, disputado en el Topsportcentrum de Rotterdam (Países Bajos), inauguró un campeonato en el que las cuatro mejores selecciones se clasificarán para los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020, que es el objetivo principal de España.

La derrota amargó menos que otras veces porque las neerlandesas, actuales campeonas del mundo y de Europa, suelen apabullar a sus rivales más débiles. No en vano, han ganado los 14 duelos directos contra España, pero nunca con tan estrecho margen y con la segunda anotación más baja de la historia, además de que la aportación ofensiva de las españolas fue de récord.

Hasta hoy, España y Países Bajos se habían enfrentado en 13 partidos oficiales, todos ellos con victoria naranja, tanto en Mundiales (66-11 en Saint-Étienne'90, 62-29 en Stoke Mandeville y 86-24 en Hamburgo 2018) como en Europeos (96-12 en Charleville-Mézières'89, 23-54 en Ferrol'91, 12-57 en Berlín'93, 13-66 en Madrid'97, 71-22 en Hamburgo 2003, 79-33 en Villeneuve d'Ascq 2005, 82-36 en Wetzlar 2007, 33-78 en Fráncfort 2013, 21-82 en Worcester 2015 y 72-28 en Adeje 2017).

Es decir, las neerlandesas siempre habían ganado con una media de 73,2 puntos a favor y 22,8 en contra. Ese promedio hizo trizas hoy en un esperanzador debut de España, que, además, no pudo contar con una de sus jugadoras más decisivas, Vicky Alonso, que se encuentra lesionada.

Dos señales iniciales hacían presagiar un buen partido de España. Vicky Pérez ganó el salto inicial a Mariska Beijer y la ala-pívot madrileña estrenó el marcador con una canasta. Las pupilas de Abraham Carrión dominaron el marcador en los cinco primeros minutos con un par de excepciones.

Entonces, los ataques de las españolas terminaban casi siempre en las manos de una certera Pérez, mientras que a la selección anfitriona le costaba carburar y también se encomendaba a tiros exteriores.

Con 17-10 en el primer cuarto, Beijer fue más resolutiva en el segundo periodo tanto desde dentro como desde fuera de la pintura, mientras Carrión probaba otras rotaciones que daban un buen resultado incluso con Pérez en el banquillo, sobre todo con las aportaciones de Beatriz Zudaire y Veva Tapia.

Al descanso se llegó con un inaudito 32-23. Las españolas flojearon en el tercer cuarto con ataques más espesos y sin opciones de rebotear, mientras que Países Bajos mantuvo el ritmo, aunque sin hacer sangre como acostumbra.

Con 45-21, España se mantuvo firme sobre la pista y Pérez emergió con sus lanzamientos lejanos, la defensa de las españolas no dejaba jugar con comodidad a las neerlandesas y Bo Kramer cerró el marcador con un último triple (59-36).

Vicky Pérez (21 puntos y 12 rebotes), Beatriz Zudaire (6 puntos), Genoveva Tapia (5 puntos y 13 rebotes), Sonia Ruiz (2 puntos y 5 asistencias) y Lourdes Ortega (2 puntos) anotaron en España, mientras que Mariska Beijer (31 puntos y 11 rebotes), Bo Kramer (11 puntos, 11 rebotes y 5 asistencias) y Carina de Rooij (9 puntos, 7 rebotes y 5 asistencias) fueron las mejores en Países Bajos.

"BUENAS SENSACIONES"

Al acabar el partido, el seleccionador español, Abraham Carrión, manifestó a feddf.es que en el equipo estaban "muy contentos" porque sabían de la dificultad de ganar a las vigentes campeonas del mundo y de Europa.

"Llegamos al descanso con buenas sensaciones perdiendo sólo de nueve. El tercer cuarto quizá fue el que peor jugamos porque ellas subieron la intensidad, a nosotras se nos notó que estamos menos rodadas que ellas y nos cogieron varias veces en el contraataque. Se nos fundieron los plomos en ataque y anotamos sólo cinco puntos", añadió.

"No han llegado a 60 puntos y fue uno de los mejores resultados que hemos tenido contra ellas. Hemos podido anotar en interior y en exterior, y probamos todas las rotaciones. Hemos podido trabajar lo que queríamos, así que contentos y pensando en el siguiente partido contra Gran Bretaña, que será totalmente distinto. Sabemos que nos van a presionar a toda pista, será la presión más dura de todo el torneo y vamos a ver cómo somos capaces de romperla", recalcó.

Por su parte, la jugadora Agurtzane Egiluz comentó a feddf.es que las sensaciones tras el partido eran "bastante buenas". "En la segunda mitad se nos fueron en el marcador, pero los dos primeros tiempos jugamos de tú a tú tanto en ataque como sobre todo en defensa. Al final, la defensa es lo nuestro y es donde debemos estar muy fuertes y llevarlas a nuestra zona cómoda", indicó.

Egiluz reiteró que "en la primera parte estuvimos muy cómodas y haciendo un buen trabajo, y en la segunda parte también, sólo que se notó el cansancio y nos nervios, pero, en general, bastantes buenas sensaciones en el primer partido".

PAÍSES BAJOS 59 (17+15+13+14)
Van Hees, Kramer (11), Pronk (2), De Rooij (9), Beijer (31) -cinco inicial- Arts, Frelink, Van der Sprong (2), Wimmenhoeve (2) y Korver (2).
ESPAÑA 36 (10+13+5+8)
Ortega (2), Soria, Ruiz (2), Pérez (21), Navarro -cinco inicial- Zudaire (6), Revuelta, Núñez, Egiluz y Tapia (5).

Volver