Noticias
 
Samuel Izquierdo cuelga el silbato tras 25 años como árbitro de baloncesto en silla de ruedas
Publicado por FEDDF | 09/09/2019

- Ayer domingo se despidió tras ser el colegiado principal en el partido por el bronce del Europeo Masculino

[foto: SA Images]

Samuel Izquierdo ha colgado ya el silbato después de 34 años como árbitro de baloncesto, de ellos 25 en baloncesto en silla de ruedas, y se despidió de las canchas este domingo tras ser el colegiado principal del partido por la medalla de bronce en el Europeo Masculino de Baloncesto en Silla de Ruedas, que Turquía ganó a Alemania por 65-76.

Izquierdo (Leganés, 1971) jugaba al baloncesto en la localidad madrileña de Alcalá de Henares y un entrenador que tuvo le animó a arbitrar, algo que aceptó.

Entonces, realizó el curso de árbitro y debutó en la liga escolar durante la temporada 1985-86, cuando apenas tenía 14 años. Durante un tiempo compaginó esa labor con la de jugador y entrenador de un equipo de chicas, hasta que finalmente se decantó por el arbitraje.

Así que en la temporada 1988-89 hizo el curso de árbitro de la Federación de Baloncesto de Madrid (FBM).

Como colegiado de baloncesto de a pie estuvo 15 temporadas en la Primera Nacional y su progresión le hizo ascender a la Liga EBA entre 2001 y 2005.

BALONCESTO EN SILLA DE RUEDAS

El baloncesto en silla de ruedas llegó a la vida de Samuel en abril de 1994, cuando participó en un curso que impartieron Ramón Ranera y Jesús Batres, entre otros. Entró en este deporte por conocer cosas nuevas, ampliar conocimientos y hacer algo diferente dentro del arbitraje, que ya le apasionaba.

En 1998 fue designado como árbitro para los partidos de la gira internacional que los Wheelchair Dallas Mavericks (Estados Unidos) hicieron en España y en 1999 y 2000 pitó torneos internacionales en Meaux (Francia).

Samuel se estrenó en la División de Honor de la Liga Nacional de Baloncesto en Silla de Ruedas en la temporada 1998-99. En la campaña  siguiente fue el árbitro principal del partido de play offs entre el Fundosa ONCE y el Sandra Gran Canaria que dio el título liguero a los madrileños.

El año 2000 marcó un hito en la vida de Samuel Izquierdo porque conoció a su futura novia y actual mujer y madre de su hijo José: Clara Baquero, también árbitro internacional de baloncesto en silla de ruedas.

Pero su carrera como colegiado no se detuvo, puesto que en marzo de 2007 obtuvo la licencia de árbitro internacional de baloncesto en silla de ruedas durante la ronda preliminar de la Copa Andre Vergauwen celebrada en París (Francia).

La larga trayectoria de Samuel Izquierdo en el arbitraje del baloncesto en silla de ruedas le ha permitido pitar en el torneo PreParalímpico de África de 2007 (Marruecos), el Mundial Sub-23 de 2009 (París), el Campeonato de Asia-Oceanía de 2013 (Tailandia), cuatro Europeos A (Nazaret 2011, Frankfurt 2013, Tenerife 2017 y Walbrzych 2019), tres Europeos B (Nottwil 2008, Sarajevo 2016 y Charleroi 2018), un Europeo C (Kaunas 2011) y un Europeo Sub-22 (Zaragoza 2014).

En cuanto a las competiciones de clubes, ha estado en tres finales de la Champions Cup de Europa (Madrid 2008, Las Rozas 2014 y Zwickau 2016) y en 18 Copas del Rey.

Agradecido al baloncesto y al arbitraje porque le ha dado una familia y muchos amigos en España y alrededor del mundo, Samuel Izquierdo recibió este domingo un cálido homenaje en Walbrzych tras pitar el partido por la medalla de bronce del Europeo Masculino, cuando la IWBF Europa le entregó una placa y recibió las felicitaciones de sus compañeros.
 

Volver